LIPOBLOCK

4386 | Laboratorio SAVANT RETAIL

Descripción

Principio Activo: simvastatín,
Acción Terapéutica: Normolipemiantes e hipocolesterolemiantes

Composición

Comprimidos recubiertos 10 mg: Cada comprimido recubierto contiene: Simvastatina 10 mg. Excipientes: almidón de maíz pregelatinizado 23,50 mg; celulosa microcristalina 114,12 mg; almidón glicolato de sodio 10 mg; ácido ascórbico 2,625 mg; ácido cítrico 1,275 mg; butilhidroxianisol 0,02 mg; lauril sulfato de sodio 1,50 mg; dióxido de silicio coloidal 4 mg; hidroxipropilmetilcelulosa 1,65 mg; dióxido de titanio 1,10 mg; talco 0,55 mg; polietilenglicol 0,50 mg; óxido de hierro amarillo 0,16 mg. Comprimidos recubiertos 20 mg: Cada comprimido recubierto contiene: Simvastatina 20 mg. Excipientes: almidón de maíz pregelatinizado 47 mg; celulosa microcristalina 228,24 mg; almidón glicolato de sodio 20 mg; ácido ascórbico 5,25 mg; ácido cítrico 2,55 mg; butilhidroxianisol 0,04 mg; lauril sulfato de sodio 3 mg; dióxido de silicio coloidal 8 mg; hidroxipropilmetilcelulosa 3,30 mg; dióxido de titanio 2,20 mg; talco 1,10 mg; polietilenglicol 1 mg; óxido de hierro amarillo 0,083 mg; óxido de hierro rojo 0,083 mg.

Presentación

Comprimidos recubiertos 10 mg: envases conteniendo 30 comprimidos recubiertos. Comprimidos recubiertos 20 mg: envases conteniendo 30 comprimidos recubiertos.

Indicaciones

Reducción de los niveles elevados de colesterol LDL en pacientes con hipercolesterolemia primaria, cuando la respuesta a la dieta y otras medidas no farmacológicas solas han sido inadecuadas. Simvastatina eleva el colesterol HDL y por lo tanto disminuye las proporciones LDL/HDL y colesterol total/HDL. Reducción de los niveles elevados de colesterol en pacientes con hipercolesterolemia combinada o hipertrigliceridemia, cuando la hipercolesterolemia es la anormalidad de mayor preocupación.

Dosificación

El paciente debe colocarse en una dieta estándar para la reducción del colesterol antes de recibir simvastatina y debe continuar esta dieta durante el tratamiento con simvastatina. La dosis usual de comienzo es de 10 mg/día administrada en una dosis única por la noche. Pacientes con hipercolesterolemia leve o moderada pueden ser tratados con una dosis inicial de 5 mg de simvastatina. Los ajustes de dosificación, de requerirse, deben realizarse a intervalos no menores de cuatro semanas, hasta un máximo de 40 mg diarios administrados en una dosis única por la noche. Los pacientes que están tomando drogas inmunosupresoras concomitantemente con inhibidores de la HMG-CoA reductasa deben recibir la menor dosis recomendada de estos inhibidores (ver Precauciones, Efectos musculares). Si los niveles de colesterol LDL caen por debajo de 75 mg/dl (1,94 mmol/l) o los niveles plasmáticos totales de colesterol caen por debajo de 140 mg/dl (3,6 mmol/l) debe considerarse la reducción de la dosis de simvastatina. Terapia concomitante: Simvastatina es efectivo solo o en combinaciones con secuestrantes de ácidos biliares. Dosificaciones en insuficiencia renal: Debido a que simvastatina no es sometido a una excreción renal significativa, no es necesaria la modificación de la dosificación en pacientes con insuficiencia renal.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a cualquier componente de esta preparación. Enfermedad hepática activa o elevaciones persistentes de las transaminasas sericas sin causa conocida. Embarazo y madres en período de amamantamiento (ver también Precauciones).

Precauciones

Efectos hepáticos: En estudios clínicos, en unos pocos pacientes adultos que recibieron simvastatina, ocurrieron marcados y persistentes aumentos (a más de 3 veces el límite superior normal) en las transaminasas sericas. Cuando se interrumpió o discontinuó la droga en estos pacientes, los niveles de transaminasas generalmente cayeron lentamente hasta los niveles previos al tratamiento. Los aumentos no se asociaron con ictericia u otros signos o síntomas clínicos. No hubo evidencia de hipersensibilidad. Alguno de los pacientes tuvieron pruebas de la función hepática anormales previa a la terapia con simvastatina y/o consumían cantidades sustanciales de alcohol. Se recomienda que las pruebas de la función hepática se lleven a cabo antes de comenzar el tratamiento y periódicamente de allí en adelante en todos los pacientes. Deben prestarse atención a pacientes que desarrollan niveles elevados de transaminasas sericas y en estos pacientes, las mediciones deben repetirse inmediatamente y luego frecuentemente. Si los niveles de transaminasas muestran evidencia de progresión, particularmente si se elevan a tres veces el límite superior de lo normal y persisten, se debe discontinuar la droga. La droga debe emplearse con precaución en pacientes que consumen cantidades sustanciales de alcohol y/o tienen antecedentes de enfermedad hepática. Las enfermedades hepáticas activas o elevaciones de transaminasas sin causa conocida para el empleo de simvastatina. Como con otros agentes hipolipemiantes, luego de la terapia con simvastatina se informaron elevaciones moderadas (menos de tres veces el límite superior normal) de las transaminasas sericas. Estos cambios aparecieron rápidamente luego de la indicación de la terapia con simvastatina frecuentemente fueron transitorios, no estuvieron acompañados por síntomas y no se requirió la interrupción del tratamiento. Efectos musculares: Se han observado comúnmente elevaciones leves y transitorias de los niveles de CPK (de músculo esquelético) en pacientes que estaban recibiendo simvastatina pero no han tenido normalmente significación clínica. La terapia con inhibidores de la HMG-CoA reductasa raramente se ha asociado con miopatía ( < 0,1 %). La miopatía debe considerarse en cualquier paciente con mialgias difusas, sensibilidad muscular anormal y/o elevaciones marcadas de los niveles de creatin fosfoquinasa (CPK) más de 10 veces el límite superior normal. Debe requerirse a los pacientes que informen rápidamente cualquier dolor, sensibilidad o debilidad muscular inexplicable. La terapia con simvastatina debe discontinuarse si ocurren niveles marcadamente elevados de CPK o si se diagnostica o sospecha miopatía. El riesgo de miopatía con inhibidores de la HMG-CoA reductasa sabe que es aumentado por la terapia concomitante con inmunosupresores incluyendo ciclosporina y por la terapia concomitante con un derivado fibrato o dosis hipolipemiantes de niacina (ácido nicotínico). Raramente ha habido informes de rabdomiólisis severa con insuficiencia aguda secundaria. La terapia con un inhibidor de la HMG-CoA reductasa, debe ser temporariamente discontinuada en cualquier paciente con condición aguda, seria, que sugiera miopatía o teniendo un factor predisponerte al desarrollo de insuficiencia renal secundaria a rabdomiólisis. Evaluación oftalmológica: En ausencia de cualquier terapia con droga se espera como resultados de la edad un incremento de la frecuencia con el tiempo de opacidades en el cristalino, los datos actuales a largo plazo de los estudios clínicos no indican un efecto adverso de simvastatina sobre los cristalinos del ser humano. Embarazo: No existen datos sobre el empleo de simvastatina en mujeres embarazadas. Simvastatina está contraindicado durante el embarazo. La ateroesclerosis es un proceso crónico y la discontinuación de las drogas hipolipemiantes durante el embarazo debería tener un pequeño impacto sobre el resultado de la terapia a largo plazo de la hipercolesterolemia primaria. Además, el colesterol y otros productos de biosíntesis del colesterol son componentes esenciales para el desarrollo fetal incluyendo la síntesis de los esteroides y las membranas celulares. Debido a la capacidad de los inhibidores de la HMG-CoA reductasa tales como la simvastatina para disminuir la biosíntesis del colesterol, simvastatina debe administrarse en mujeres en edad fértil solo cuando sea altamente improbables que estas mujeres conciban. Si la paciente queda embarazada mientras toma esta droga, simvastatina debe discontinuarse y la paciente debe ser advertida de los riesgos potenciales para el feto. Madres en período de amamantamiento: No se conoce si la simvastatina o sus metabolitos son excretados en la leche humana. Dado que muchas drogas se excretan en la leche humana y debido al potencial de reacciones adversas serias, las mujeres que toman simvastatina no deben amamantar a sus niños (ver Contraindicaciones). Uso pediátrico: No se han llevado a cabo estudios para demostrar la seguridad y efectividad en niños. Simvastatina no está recomendada para uso pediátrico. Pacientes añosos: Para pacientes por sobre los 65 años de edad que reciben simvastatina en estudios clínicos controlados, la eficacia, evaluada por la reducción en los niveles de colesterol total y colesterol LDL, pareció similar a la observada en la población total y no hubo un incremento aparente en la frecuencia de reacciones adversas clínicas o de laboratorio. Hipercolesterolemia homocigota familiar: En pacientes homocigotos con hipercolesterolemia familiar, en quienes hay una completa ausencia de receptores LDL, es improbable que la terapia con simvastatina sea beneficiosa. Hipertrigliceridemia: Simvastatina tiene solo un moderado efecto para descender los niveles de triglicéridos y no está indicado en los casos en los que la hipertrigliceridemia es la anormalidad de mayor preocupación (por ejemplo hipertrigliceridemia I, IV, V).

Farmacocinética

Luego de la administración oral la absorción digestiva de simvastatina es rápida e importante. Sin embargo, en virtud del muy considerable metabolismo de primer pasaje hepático su biodisponibilidad sistémica es del 4% de la dosis ingerida. La vida media de eliminación plasmática es de 2 horas. Simvastatina es hidrolizado en el hígado, su órgano blanco, en numerosos metabolitos activos (tal como el beta-hidroxiácido) e inactivos. La simvastatina y sus metabolitos activos se ligan fuertemente a las proteínas plasmáticas (más del 90%). El 80% de la actividad inhibitoria está relacionada con los beta-hidroxiácidos. La principal vía de excreción es la biliar.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play