ERROLON

1869 | Laboratorio NOVA ARGENTIA

Descripción

Principio Activo: furosemida,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

Cada comprimido contiene: Furosemida 40 mg. Excipientes: Cellactose 80, Croscaramelosa sódica, Acido silícico coloidal, Magnesio estearato, c.s.

Presentación

ERROLON: Envases con 50 comprimidos.

Indicaciones

Tratamiento del edema asociado con insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática y enfermedad renal - incluso síndrome nefrótico - y tratamiento de la hipertensión.

Dosificación

Dado que se trata de un diurético potente, que si se administra en dosis excesivas puede provocar una diuresis forzada con depleción de agua y electrólitos, se requiere una cuidadosa vigilancia y ajuste de la dosis según las necesidades del paciente. Adultos Edema: La dosis inicial habitual es de 20 a 80 mg/día, administrada en una dosis oral única. En administración oral se observa una diuresis rápida. Sin embargo, si la respuesta diurética no fuera la adecuada, se administrará una segunda dosis 6 a 8 horas después. Si la respuesta aún no fuera satisfactoria, se aumentará la dosis 20 a 40 mg, no antes de las 6-8 horas de la dosis anterior, hasta lograr la diuresis deseada. Esta dosis total deberá ser administrada una o dos veces diarias. La dosis puede ser de hasta 600 mg/día en edemas severos. El control del edema puede lograrse con mayor eficacia mediante un plan de dosis intermitentes. Se administrarán durante 2 a 4 días consecutivos por semana. Cuando la dosis exceda los 80 mg/día, se recomienda efectuar controles clínicos y de laboratorio. Hipertensión: La dosis inicial habitual es de 40 mg/día. Esta dosis puede ajustarse según la respuesta. Si el paciente no responde, se debe agregar otro agente antihipertensivo. Cuando se estén utilizando otros agentes antihipertensivos y se agregue Furosemida al régimen terapéutico, se recomienda reducir a la mitad la dosis de aquellos para evitar una caída brusca de la tensión arterial. Uso pediátrico La dosis inicial habitual es de 2 mg/kg de peso. Si la diuresis no fuera satisfactoria, la dosis puede ser aumentada en 1-2 mg/kg, transcurridas 6 a 8 horas. No se recomiendan dosis mayores a 6 mg/kg.

Contraindicaciones

Pacientes con hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula. Pacientes con anuria.

Reacciones Adversas

Gastrointestinales: anorexia, irritación oral y gástrica, náuseas, vómitos, cólicos, diarrea, constipación, ictericia colestática intrahepática, pancreatitis. Sistema nervioso central: mareos, vértigo, cefalea, xantopsia, visión borrosa, tinnitus, pérdida de la audición. Hematológicas: anemia, leucopenia, trombocitosis, y raramente agranulocitosis y anemia aplásica. Dermatológicas: púrpura, fotosensibilidad, urticaria, angiítis necrotizante, dermatitis exfoliativa, prurito, eritema multiforme. Cardiovasculares: tromboflebitis e hipotensión ortostática. Otras: hiperglucemia, glucosuria, hiperuricemia, espasmos musculares, debilidad, inquietud, espasmo de la vejiga urinaria. Puede haber un aumento del nitrógeno ureico sanguíneo y disminución de los niveles de calcio, potasio, magnesio y sodio.

Precauciones

La diuresis excesiva puede causar deshidratación y disminución del volumen sanguíneo con colapso circulatorio juntamente con la posibilidad de trombosis y embolia vascular, especialmente en pacientes mayores. Durante el tratamiento puede producirse depleción electrolítica, en particular en los pacientes tratados con dosis altas y con restricción de sal. Durante los primeros meses de tratamiento deben efectuarse controles periódicos de los electrólitos, del dióxido de carbono y del nitrógeno ureico sanguíneo, de ser necesario, debe suspenderse la administración del medicamento. Se han comunicado algunos casos de tétanos. Los niveles plasmáticos de calcio pueden bajar, por lo cual es necesario controlarlos periódicamente. En todos los pacientes tratados con ERROLON debe controlarse la posible aparición de signos y síntomas de depleción de líquidos y electrólitos (sequedad de la boca, sed, debilidad, letargo, somnolencia, dolores o calambres musculares, fatiga muscular, hipotensión, oliguria, taquicardia, arritmias y malestar gastrointestinal). En algunos casos se ha observado intolerancia a la glucosa. Puede aparecer hiperuricemia, aunque raramente se ha detectado gota. Los pacientes alérgicos a las sulfonamidas también pueden serlo a la Furosemida. Existe la posibilidad de exacerbación o activación de lupus sistémico.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play