LASIRIDE®

2061 | Laboratorio SANOFI-AVENTIS

Descripción

Principio Activo: amilorida,furosemida,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

Furosemida: 40 mg; clorhidrato de amilorida: 5 mg; excipientes c.s.

Presentación

Envase con 30 comprimidos.

Indicaciones

Retención de líquidos causada por enfermedades cardíacas, hepáticas o renales. Hipertensión.

Dosificación

En adultos, por lo general se toma un comprimido por día, a la mañana; si es necesario, se puede aumentar la dosificación a 2 comprimidos diarios (1 comprimido a la mañana y otro al mediodía). Tomar los comprimidos con aproximadamente medio vaso de agua, con el estómago vacío.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a furosemida, amilorida, sulfonamidas o derivados sulfonamídicos, o a cualquiera de los excipientes. Función renal deteriorada y clearance de creatinina inferior a 30 ml/min por 1,73 m2 de área de superficie corporal, falla renal aguda o anuria. Falla hepática acompañada de deterioro de la conciencia (coma o precoma hepático). Hiperpotasemia. Hipopotasemia severa (si se produce durante el tratamiento puede ser generalmente corregida sin la interrupción de la administración de Lasiride®). Hiponatremia severa. Hipovolemia o deshidratación (con o sin hipotensión simultánea). Embarazo y lactancia.

Reacciones Adversas

Lasiride® aumenta la excreción de agua y ciertos electrólitos. Respecto del potasio, su concentración puede aumentar o disminuir. Puede producir trastornos del balance electrolítico y sus síntomas relacionados. En caso de pulso irregular, cansancio o debilidad muscular, en particular se debe evaluar la posibilidad de hiperpotasemia. La furosemida puede contribuir al desarrollo o agravamiento de la alcalosis metabólica, así como la amilorida puede contribuir al desarrollo o agravamiento de la acidosis metabólica. Hipovolemia y deshidratación, especialmente en pacientes mayores. Conjuntamente con el incremento de la excreción de líquidos puede aparecer reducción de la presión sanguínea y sus síntomas vinculados. Una depleción de líquidos severa puede llevar a la hemoconcentración con tendencia al desarrollo de trombosis. Retención aguda de orina con sobredistensión de la vejiga en pacientes con trastornos de vaciamiento de vejiga, hiperplasia prostática o estrechamiento de la uretra. Incrementos en los niveles séricos de creatinina, urea, colesterol, triglicéridos y ácido úrico (incluso gota). En pacientes con diabetes mellitus, deterioro de la condición metabólica; puede manifestarse diabetes mellitus latente. Náuseas, vómitos o diarrea y raramente pancreatitis aguda. Especialmente en pacientes con deterioro renal, en casos raros pueden aparecer trastornos auditivos y tinnitus (usualmente reversibles). Ocasionalmente pueden producirse reacciones cutáneas y en las membranas mucosas (picazón, urticaria, rash o lesiones bullosas cutáneas, eritema multiforme, dermatitis exfoliativa o púrpura). Raramente reacciones anafilácticas o anafilactoides, fiebre, vasculitis, nefritis intersticial, eosinofilia, parestesia y fotosensibilidad. Cambios en el cuadro sanguíneo (en casos raros, anemia, leucopenia y agranulocitosis; ocasionalmente, trombopenia).

Precauciones

El tratamiento requiere supervisión médica regular, especialmente en pacientes con: hipotensión; predisposición a sufrir caídas indeseablemente pronunciadas de la presión sanguínea; diabetes mellitus latente o manifiesta; gota; obstrucción del tracto urinario, especialmente durante los estadios iniciales del tratamiento; cirrosis hepática acompañada de función renal deteriorada (esta puede deteriorarse más); hipoproteinemia (por ej., asociada con síndrome nefrótico), ya que podría debilitarse el efecto de furosemida pero potenciarse su ototoxicidad. Controlar regularmente sodio sérico, potasio, creatinina y glucosa sanguínea. Controlar con frecuencia el potasio sérico en pacientes con función renal deteriorada y clearance de creatinina debajo de 60 ml/min por 1,73 m2 de área de superficie corporal y también en los casos en que Lasiride® se ingiera simultáneamente con otras drogas que puedan llevar a un aumento de la concentración de potasio. La hipovolemia o deshidratación, así como un desequilibrio significativo de algún electrólito o del equilibrio ácido-base, debe ser corregido. Esto puede requerir discontinuación temporaria de Lasiride®. Efectos sobre la aptitud para conducir vehículos y la utilización de máquinas:Durante el tratamiento con Lasiride® algunos efectos adversos (por ejemplo caída en la presión arterial) pueden afectar la capacidad de concentración y reacción perjudicando la habilidad para conducir u operar maquinarias. Esto se intensifica al comienzo del tratamiento o luego de consumir alcohol. No se dispone de experiencia con el uso de Lasiride® en niños.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play