ERROLON E

2740 | Laboratorio NOVA ARGENTIA

Descripción

Principio Activo: espironolactona,furosemida,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

ERROLON E 25/20: Cada comprimido contiene: Espironolactona 25,00 mg; Furosemida 20,00 mg. Excipientes: Almidón de maíz; Azul brillante laca alumínica; Lactosa monohidrato; Croscarmelosa sódica; Povidona K30; Esencia de menta; Dióxido de silicio coloidal; Estearato de magnesio. ERROLON E 25/40: Cada comprimido contiene: Espironolactona 25,00 mg; Furosemida 40,00 mg. Excipientes: Almidón de maíz; Lactosa monohidrato; Croscarmelosa sódica; Povidona K30; Esencia de menta; Dióxido de silicio coloidal; Estearato de magnesio.

Presentación

ERROLON E 25/20 comprimidos: Envases conteniendo 30 comprimidos. ERROLON E 25/40 comprimidos: Envases conteniendo 30 comprimidos.

Indicaciones

Estados edematosos o ascíticos asociados a hiperaldosteronismo secundario: insuficiencia cardíaca congestiva, insuficiencia hepática (cirrosis), síndrome nefrótico. Hiperaldosteronismo primario.

Dosificación

El tratamiento debe individualizarse en función de la respuesta del paciente a fin de obtener la máxima respuesta terapéutica y determinar la dosis necesaria para mantener dicha respuesta. La dosis inicial recomendada es de 1 comprimido por día en una única toma, con el desayuno. Aunque en general esta dosis produce una pronta diuresis, de ser necesario, puede incrementarse hasta alcanzar el efecto diurético deseado. Los ajustes de dosis deberán realizarse contemplando intervalos mínimos de 5 días.

Contraindicaciones

Antecedentes de hipersensibilidad a la Furosemida, a la Espironolactona, a las sulfonamidas o a alguno de los componentes de la formulación. Anuria, insuficiencia renal aguda, alteraciones de la función renal (creatinina sérica >2 mg/100 ml, clearance de creatinina < 30 ml/min), coma y precoma hepático, hipovolemia o deshidratación (con o sin hipotensión concomitante), hiponatremia severa, hiperpotasemia, hipopotasemia severa. Embarazo. Lactancia.

Reacciones Adversas

Debidas al componente Furosemida: La Furosemida es generalmente bien tolerada. Sistema hematopoyético:se ha reportado depresión medular como complicación rara; en esos casos, se debe suspender el tratamiento. Puede ocurrir ocasionalmente trombocitopenia. Raramente leucopenia y en casos aislados, pueden desarrollarse agranulocitosis, anemia aplástica o anemia hemolítica. La eosinofilia es rara. Sistema Nervioso: raramente, puede ocurrir parestesia. En pacientes con insuficiencia hepática puede desarrollarse encefalopatía hepática. Presión arterial:Furosemida puede producir una caída de la presión arterial, la que, de ser pronunciada, puede causar signos y síntomas como deterioro de la concentración y la capacidad de reacción, cefaleas, mareos, sedación, debilidad, alteraciones de la visión, sequedad bucal e intolerancia ortostática. Alteraciones de los valores de laboratorio:hipocalcemia, muy raras veces con tetania. Hipercolesterolemia. Hipertrigliceridemia (usualmente retornan a valores normales con el tratamiento continuado durante 6 meses). Aumentos transitorios de la creatinina y la urea plasmáticas. Pueden ocurrir hiperuricemia y ataques de gota. Metabolismo: disminución de la tolerancia a la glucosa. En pacientes con diabetes esto puede llevar a deterioro del control metabólico; la diabetes latente puede hacerse manifiesta. Organos de los sentidos: trastornos auditivos y tinnitus, usualmente transitorios, se han observado raramente, particularmente en pacientes con falla renal, hipoproteinemia (ej.: sindrome nefrótico) o luego de administración muy rápida de Furosemida intravenosa. Sistema hepatobiliar:en casos aislados puede desarrollarse colestasis intrahepática, aumento de las transaminasas o pancreatitis aguda. Reacciones de hipersensibilidad: la incidencia de reacciones alérgicas, tales como rash cutáneo, fotosensibilidad, vasculitis, fiebre o nefritis intersticial es muy baja, pero cuando ocurren se deberá suspender el tratamiento. Reacciones cutáneo-mucosas pueden ocurrir ocasionalmente, como picazón, urticaria, lesiones bullosas, rash, eritema multiforme, penfigoide bulloso, Sindrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica exfoliativa, púrpura. Las reacciones anafilácticas severas (con shock) ocurren raramente. Balance hidroelectrolítico:alteración del balance hidroelectrolítico luego de tratamientos prolongados. La excreción de sodio y cloro puede llevar a un aumento de la excreción de calcio y magnesio. Mientras que al inicio del tratamiento, la acción de la Furosemida puede hacer disminuir la concentración plasmática de potasio; con la continuidad del mismo, y en especial en pacientes con insuficiencia renal, la concentración de potasio puede aumentar debido a la acción más tardía de la Espironolactona. Los trastornos electrolíticos sintomáticos con alcalosis metabólica pueden desarrollarse gradualmente o de forma aguda y severa. Los signos de alarma de un trastorno electrolítico incluyen aumento de la sed, cefalea, hipotensión, confusión, calambres, tetania, debilidad muscular, arritmias cardíacas y síntomas gastrointestinales. De aparecer pulso irregular, cansancio o debilidad muscular (ej.: en las piernas), debe prestarse consideración a la posibilidad de hiperkalemia. La alcalosis metabólica preexistente (ej.: en cirrosis descompensada) puede verse agravada por el tratamiento con Furosemida. La acción diurética puede llevar a o contribuir con la hipovolemia y deshidratación, especialmente en ancianos. Para evitar esto, es importante compensar cada pérdida de líquido indeseada (ej.: vómitos, diarrea, sudoración excesiva). La depleción severa de líquidos puede llevar a hemoconcentración y aumentar el riesgo de trombosis. Aparato genitourinario: el aumento de la producción de orina puede hacer que se produzcan o agraven los síntomas en pacientes con obstrucción del flujo urinario; por lo que la retención aguda de orina con posibles complicaciones secundarias pueden ocurrir, por ejemplo, en pacientes con trastornos del vaciado vesical, hiperplasia prostática o estrechamiento de la uretra. Aparato digestivo:náuseas, malestar gástrico, vómitos o diarrea de carácter leve. Debidas al componente espironolactona: Aparato digestivo:se han reportado raramente casos de intolerancia gastrointestinal y úlcera gástrica (en ocasiones con sangrado). Sistema Nervioso:sedación, cefalea, ataxia y confusión mental. Piel y faneras:erupciones cutáneas eritematosas o máculopapulares se han reportado raramente. Aparato reproductor: manifestaciones androgénicas leves como hirsutismo e irregularidades menstruales se han reportado en ocasiones. Disminución de la potencia sexual. Otros: debido a su similitud química con las hormonas sexuales, la Espironolactona puede aumentar la sensibilidad de los pezones al tacto. Mastodinia dosis-dependiente y ginecomastia reversible pueden ocurrir en ambos sexos. Raramente, alteraciones vocales como ronquera en mujeres y agravamiento de la voz o aumento del tono en hombres. En algunos pacientes los cambios vocales persisten aún luego de que la Espironolactona ha sido suspendida.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play