NOSTER D

2995 | Laboratorio RAFFO

Descripción

Principio Activo: amlodipina,hidroclorotiazida,valsartán,
Acción Terapéutica: Antihipertensivos

Composición

Cada comprimido recubierto de NOSTER D 160 mg/5 mg/12,5 mg, contiene: Valsartán 160,000 mg; Amlodipina 5,000 mg (como amlodipina besilato 6,930 mg); Hidroclorotiazida 12,500 mg. Excipientes: Crospovidona; Dióxido de silicio coloidal; Celulosa microcristalina; Estearato de magnesio; Hidroxipropilmetilcelulosa; c.s. Cada comprimido recubierto de NOSTER D 160 mg/10 mg/12,5 mg, contiene: Valsartán 160,000 mg; Amlodipina 10,000 mg (como amlodipina besilato 13,860 mg); Hidroclorotiazida 12,500 mg. Excipientes: Crospovidona; Dióxido de silicio coloidal; Celulosa microcristalina; Estearato de magnesio; Hidroxipropilmetilcelulosa; Oxido de hierro amarillo (CI 77492); c.s.

Presentación

Envases conteniendo 28 comprimidos recubiertos para cada concentración.

Indicaciones

Tratamiento de la hipertensión arterial esencial como tratamiento de sustitución en pacientes adultos cuya presión arterial está adecuadamente controlada con la combinación de amlodipina, valsartán e hidroclorotiazida (HCT), tomada en formulaciones de cada uno de los tres componentes por separado o en una formulación de dos componentes más la de un componente sólo.

Dosificación

La dosis recomendada de Noster D es un comprimido al día, administrado preferentemente por la mañana. Antes de cambiar a Noster D, el paciente debe estar controlado con dosis estables de los componentes individuales administrados concomitantemente. Cuando se realice el cambio, la dosis de Noster D ha de basarse en la dosis de los componentes individuales de la combinación. La dosis máxima recomendada de cada uno de los componentes de este producto es de 320 mg de valsartan, 25 mg de hidroclorotiazida y 10 mg de amlodipina. Poblaciones especiales: Insuficiencia renal: Debido al componente hidroclorotiazida, Noster D está contraindicado en pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina < 30 ml/min). No se requiere un ajuste posológico en los pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada. Se recomienda controlar los niveles de potasio y creatinina en pacientes con insuficiencia renal moderada. Insuficiencia hepática: Debido a los componentes hidroclorotiazida y valsartán, Noster D está contraindicado en pacientes con insuficiencia hepática grave. En pacientes con insuficiencia hepática de leve a moderada sin colestasis, la dosis máxima recomendada es 80 mg de valsartán y por lo tanto Noster D no es adecuado para este grupo de pacientes. Insuficiencia cardíaca y enfermedad coronaria: Se dispone de una experiencia limitada de uso de Noster D, especialmente con la dosis máxima, en pacientes con insuficiencia cardiaca y enfermedad coronaria. Se recomienda precaución en pacientes con insuficiencia cardíaca y enfermedad coronaria. Pacientes de edad avanzada (65 años o mayores): Se recomienda precaución, incluyendo una monitorización más frecuente de la presión arterial, en pacientes de edad avanzada, ya que se dispone de datos limitados en esta población de pacientes. Población pediátrica: No existe un uso relevante de Noster D para la indicación de hipertensión arterial esencial en la población pediátrica (pacientes menores de 18 años). Forma de administración: Noster D puede administrarse con o sin alimentos. Los comprimidos deben tragarse enteros con un poco de agua, cada día a la misma hora y preferentemente por la mañana.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a los principios activos, a otras sulfonamidas, a derivados de dihidropiridinas, o a alguno de los excipientes. Segundo y tercer trimestres del embarazo. Insuficiencia hepática, cirrosis biliar o colestasis. Insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina < 30 ml/min/1,73m2), anuria y pacientes sometidos a diálisis. Hipopotasemia refractaria, hiponatremia, hipercalcemia e hiperuricemia sintomática.

Reacciones Adversas

El perfil de seguridad de Noster D presentado a continuación se basa en los estudios clínicos realizados con la combinación de valsartan, amlodipina, hidroclorotiazida y el perfil de seguridad conocido de cada uno de los componentes de modo individual. Las reacciones adversas fueron generalmente de naturaleza leve y transitoria y sólo de forma infrecuente requirieron la discontinuación del tratamiento. En un ensayo clínico controlado con placebo, las razones más comunes para la discontinuación del tratamiento fueron mareo e hipotensión (0,7%). En un ensayo clínico controlado de 8 semanas, no se observaron reacciones adversas nuevas o con la triple terapia de tratamiento en comparación con los efectos conocidos de la monoterapia o los componentes del tratamiento dual. En un ensayo clínico controlado de 8 semanas, los cambios observados en los parámetros de laboratorio con la combinación fueron menores y concordaron con el mecanismo de acción farmacológico de los agentes en monoterapia. La presencia de valsartán en la triple combinación atenuó el efecto hipopotasémico de hidroclorotiazida. Las siguientes reacciones adversas, enumeradas según la frecuencia y clasificación por órganos y sistemas de MedDRA, conciernen a Noster D (amlodipina/valsartán/HCT) y a amlodipina, valsartán e HCT de forma individual. Muy frecuentes: >1/10; frecuentes: >1/100 a < 1/10; poco frecuentes: >1/1.000 a < 1/100; raras: >1/10.000 a < 1/1.000; muy raras: < 1/10.000, frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles).

Precauciones

General: Debe tenerse precaución en pacientes con hipersensibilidad previa a otros antagonistas del receptor de la angiotensina II. Las reacciones de hipersensibilidad a hidroclorotiazida son más probables en pacientes con alergia y asma. Pacientes de edad avanzada (65 años o mayores):Se recomienda precaución, incluyendo una monitorización más frecuente de la presión arterial, en pacientes de edad avanzada, ya que se dispone de datos limitados en esta población de pacientes. Insuficiencia renal: No es necesario ajustar la posología de Noster D en los pacientes con insuficiencia renal de leve a 2 moderada (aclaramiento de creatinina >30 ml/min/1,73m2). Cuando Noster D se administra en pacientes con insuficiencia renal, se recomienda la monitorización periódica de las concentraciones de potasio en suero, creatinina y ácido úrico. Estenosis de la arteria renal: No se dispone de datos sobre el uso de Noster D en pacientes con estenosis unilateral o bilateral de la arteria renal o estenosis en pacientes con un único riñón. Trasplante renal: Actualmente no existe experiencia en el uso seguro de Noster D en pacientes que hayan sufrido recientemente un trasplante renal. Insuficiencia hepática: Valsartán se elimina principalmente inalterado a través de la bilis, mientras que amlodipina se metaboliza extensamente en el hígado. En pacientes con insuficiencia hepática de leve a moderada sin colestasis, la dosis máxima recomendada es de 80 mg de valsartán, por lo que Noster D no resulta adecuado en este grupo de pacientes.

Farmacocinética

Linealidad: Amlodipina, valsartán e hidroclorotiazida muestran una farmacocinética lineal. Amlodipina/valsartán/hidroclorotiazida: Tras la administración oral de Noster D en adultos normales sanos, las concentraciones plasmáticas máximas de amlodipina, valsartán e hidroclorotiazida se alcanzan en 6-8 horas, 3 horas, y 2 horas, respectivamente. La velocidad y extensión de la absorción de amlodipina, valsartán e hidroclorotiazida a partir de Noster D es la misma que cuando se administran como dosis individuales. Amlodipina: Absorción:Después de la administración oral de dosis terapéuticas de amlodipina solo, las concentraciones plasmáticas máximas de amlodipina se alcanzan a las 6-12 horas. La biodisponibilidad absoluta se ha calculado entre el 64% y el 80%. La biodisponiblidad de amlodipina no se ve afectada por la ingestión de alimentos. Distribución:El volumen de distribución es aproximadamente 21 l/kg. Los estudios in vitro con amlodipina han mostrado que aproximadamente el 97,5% del fármaco circulante está unido a las proteínas plasmáticas. Biotransformación:Amlodipina se metaboliza extensamente (aproximadamente un 90%) en el hígado a metabolitos inactivos. Eliminación:La eliminación de amlodipina del plasma es bifásica, con una semivida de eliminación erminal de aproximadamente 30 a 50 horas. Los niveles plasmáticos en el estado estacionario se alcanzan después de la administración continua durante 7-8 días. El diez por ciento de amlodipina original y el 60% de los metabolitos de amlodipina se excreta en la orina. Valsartán: Absorción:Después de la administración oral de valsartán solo, las concentraciones plasmáticas máximas de valsartán se alcanzan a las 2-4 horas. La biodisponibilidad media absoluta es del 23%. Los alimentos disminuyen la exposición (medida como AUC) a valsartán en aproximadamente un 40% y la concentración plasmática máxima (Cmáx) en aproximadamente un 50%, a pesar de que desde unas 8 h después de la dosificación las concentraciones plasmáticas de valsartán son similares para los grupos que han tomado alimento y los que están en ayunas. No obstante, la reducción del AUC no se acompaña de una reducción clínicamente significativa del efecto terapéutico, y por ello valsartán puede administrarse tanto con o sin alimentos. Distribución:El volumen de distribución de valsartán en el estado estacionario tras una administración intravenosa es aproximadamente 17 litros, lo que indica que valsartán no se distribuye extensamente en los tejidos. Valsartán se une en una elevada proporción a las proteínas séricas (94-97%), principalmente a la albúmina sérica. Biotransformación:Valsartán no se transforma extensamente ya que sólo se recupera en forma de metabolitos aproximadamente un 20% de la dosis. Se ha identificado en el plasma un hidroxi metabolito a concentraciones bajas (menos del 10% del AUC de valsartán). Este metabolito es farmacológicamente inactivo. Eliminación:Valsartán se elimina primariamente por las heces (aproximadamente un 83% de la dosis) y por la orina (aproximadamente un 13% de la dosis), principalmente como fármaco inalterado. Después de una administración intravenosa, el aclaramiento plasmático de valsartán es aproximadamente de 2 l/h y su aclaramiento renal es de 0,62 l/h (aproximadamente un 30% del aclaramiento total). La semivida de valsartán es de 6 horas. Hidroclorotiazida: Absorción:La absorción de la hidroclorotiazida es rápida (tmax de aprox. 2 horas) después de una dosis oral. El aumento de la AUC media es lineal y proporcional a la dosis dentro del rango terapéutico. La cinética de hidroclorotiazida no se modifica por la administración repetida, y la acumulación es mínima cuando se administra una vez al día. Se ha observado que la administración concomitante con comida puede tanto aumentar como disminuir la disponibilidad sistémica de la hidroclorotiazida en comparación con el ayuno. La magnitud de estos efectos es pequeña y su importancia clínica es mínima. Después de la administración oral, la biodisponibilidad absoluta de la hidroclorotiazida es del 60 al 80%. Distribución:El volumen aparente de distribución es de 4-8 l/kg. La hidroclorotiazida circulante se une a proteínas séricas (40-70%), principalmente a la albúmina sérica. La hidroclorotiazida también se acumula en los eritrocitos en aproximadamente 1,8 veces el nivel plasmático. Biotransformación:Hidroclorotiazida se elimina como fármaco inalterado. Eliminación:Más del 95% de la dosis absorbida se excreta como compuesto inalterado con la orina. El aclaramiento renal consta de filtración pasiva y de secreción activa en el túbulo renal. La vida media terminal es de 6-15 h. Poblaciones especiales: Pacientes pediátricos (menores de 18 años): No se dispone de datos farmacocinéticos en población pediátrica. Pacientes de edad avanzada (65 años o mayores): El tiempo hasta las concentraciones plasmáticas máximas de amlodipina es similar en los pacientes jóvenes y en los de edad avanzada. En pacientes de edad avanzada, el aclaramiento de amlodipina tiende a declinar, causando aumentos en el área bajo la curva (AUC) y en la semivida de eliminación. El AUC sistémico medio de valsartán es superior en un 70% en los pacientes de edad avanzada en comparación con los jóvenes, por ello se requiere precaución al aumentar la dosis. La exposición sistémica a valsartán es ligeramente más elevada en personas de edad avanzada en comparación con los jóvenes, pero no ha demostrado tener ninguna significancia clínica. Los limitados resultados de que se dispone sugieren que el aclaramiento sistémico de la hidroclorotiazida disminuye en personas de edad avanzada tanto sanas como hipertensas, cuando se compara con voluntarios sanos jóvenes. Dado que los tres componentes son igualmente bien tolerados en pacientes jóvenes y de edad avanzada, se recomiendan regímenes posológicos normales. Insuficiencia renal: La farmacocinética de amlodipina no se afecta significativamente por una insuficiencia renal. Como se espera de un compuesto cuyo aclaramiento renal es solamente del 30% del aclaramiento plasmático total, no se ha observado ninguna correlación entre la función renal y la exposición sistémica a valsartán. Por lo tanto, los pacientes con insuficiencia renal de leve a moderada pueden recibir la dosis de inicio habitual. Insuficiencia hepática: Los pacientes con insuficiencia hepática presentan una disminución del aclaramiento de amlodipina, lo que resulta en un aumento de aproximadamente un 40-60% del AUC. En promedio, la exposición a valsartán en pacientes con enfermedad hepática crónica de leve a moderada (medida mediante los valores de AUC) es el doble que la hallada en voluntarios sanos (comparados por edad, sexo y peso). Debe tenerse precaución en los pacientes con enfermedad hepática.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play