NIVAS®

2056 | Laboratorio RAFFO

Descripción

Principio Activo: nimodipina,
Acción Terapéutica: Vasodilatadores centrales y periféricos

Composición

Cada comprimido recubierto contiene: Nimodipina 30 mg. Excipientes: Almidón de maíz; Cellactosa; Lactosa de CD; Laurilsulfato de sodio; Dióxido de silicio colidal; Estearato de magnesio; Opadry blanco; c.s.

Presentación

Envases conteniendo 30 y 60 comprimidos recubiertos.

Indicaciones

Se recomienda en la prevención de déficits neurológicos isquémicos luego de hemorragias subaracnoideas. Insuficiencia vascular cerebral aguda o crónica.

Dosificación

En el tratamiento de la insuficiencia cerebral se recomienda un comprimido de 30 mg tres veces por día. Para la profilaxis y el tratamiento del déficit neurológico isquémico, debido a vasoespamo por hemorragia subaracnoidea administrarse una dosis de 60 mg, 4 veces por día con posterioridad al tratamiento IV. Los comprimidos deben ingerirse sin masticar, con un poco de líquido independientemente de las comidas. En la profilaxis terapéutica del déficit neurológico isquémico por vasoespamo cerebral tras hemorragias subaracnoideas, el intervalo entre las tomas no deberá ser inferior a 4 y 6 horas, respectivamente. Se recomienda la terapéutica oral durante 7 días con, diariamente 4 veces 60 mg de Nimodipina, con intervalos de 6 horas.

Contraindicaciones

No se conocen contraindicaciones absolutas. Nivas® deberá emplearse con precaución cuando se compruebe edema cerebral generalizado o hipertensión endocraneana.

Reacciones Adversas

A las dosis recomendadas es en general bien tolerado. Al comienzo del tratamiento pueden presentarse cefaleas, rubefacción facial, molestias gastrointestinales, náuseas, mareos, sensación de calor, e hipotensión. En algunos pacientes con antecedentes de insuficiencia coronaria se ha presentado, en ciertos casos, dolor precordial.

Precauciones

En lo posible se deberán evitar las combinaciones de Nivas® con otros antagonistas del calcio o beta-bloqueantes. Cuando la asociación sea imprescindible, se recomienda una vigilancia especialmente cuidadosa del paciente. En pacientes con disfunción hepática se retrasa su metabolización, se recomienda reducir las dosis y monitorear su pulso y tensión arterial.

Farmacocinética

La Nimodipina se absorbe rápidamente luego de la administración oral, alcanzando la concentración pico plasmática a la hora de administrada. La vida media de eliminación total es de 8-9 horas; pero su eliminación comienza en 1 o 2 horas de ingerida, por eso requiere dosificación frecuente (cada 4 horas). No hubo signos de acumulación cuando se administró Nimodipina 3 veces por día durante una semana. La unión a proteínas plasmáticas es superior al 95%. Se elimina casi exclusivamente como metabolitos, y menos del 1% se encuentra en la orina como droga sin metabolizar. Debido al importante primer paso hepático, el promedio de biodisponibilidad es del 13%, luego de su administración oral. La biodisponibilidad se incrementa notablemente en pacientes con cirrosis, los cuales requieren reducir la dosis de Nimodipina a la mitad.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play