MYLERAN®

1392 | Laboratorio VARIFARMA

Descripción

Principio Activo: busulfán,
Acción Terapéutica: Otros citostáticos

Composición

Cada comprimido recubierto contiene: Busulfano BP 2,00 mg. Lactosa BP 92,50 mg. Almidón pregelatinizado 5,00 mg. Estearato de magnesio 0,50 mg. Opadry OY-S-7322 Blanco: Hipromelosa 1,54 mg. Dióxido de Titanio 0,74 mg. Triacetina 0,23 mg.

Presentación

Envase de 25 comprimidos recubiertos.

Indicaciones

MYLERAN® está indicado para el tratamiento paliativo de la leucemia mieloide crónica (mieloide, mielocítica, granulocítica). Aun cuando no es un tratamiento curativo, busulfano reduce la masa granulocitaria total, alivia los síntomas de la enfermedad y mejora el estado clínico del paciente. Cerca de un 90% de adultos con leucemia mieloide crónica previamente no tratados obtendrán remisión hematológica con regresión o estabilización de la organomegalia tras el tratamiento con busulfano. Ha demostrado ser superior a la radioterapia esplénica con relación a los tiempos de sobrevida y al mantenimiento de niveles de hemoglobina, y equivalente a la radioterapia en cuanto al control de la esplenomegalia. No está del todo claro si busulfano prolonga la sobrevida de los pacientes respondedores más allá de los 31 meses. Se han comunicado cifras de sobrevida media de 31 a 42 meses en algunos grupos de pacientes tratados, pero no existen datos disponibles comparativos con grupos control concurrentes no tratados. Las cifras de sobrevida obtenidas de los diferentes estudios pueden verse influenciados por el porcentaje de pacientes de bajo riesgo inicialmente ingresados en algunos de estos estudios. Los pacientes vivos a 2 años del diagnóstico de leucemia mieloide crónica, y que han sido tratados con busulfano durante dicho período, presentan una mortalidad media anual durante el segundo a quinto año, de aproximadamente dos tercios comparada con la de los pacientes que no reciben tratamiento, o con la de aquellos que reciben radioterapia convencional, radioterapia con fósforo radiactivo o con quimioterapia con drogas menos activas. Busulfano es claramente menos eficaz en pacientes con leucemia mieloide crónica que carecen del cromosoma Filadelfia. También la forma llamada "juvenil" de la leucemia mieloide crónica, que ocurre típicamente en niños y se asocia con ausencia del cromosoma Filadelfia, responde muy pobremente al busulfano. Tampoco resulta de utilidad en pacientes cuya leucemia mieloide crónica ha ingresado a la fase "blástica".

Dosificación

Leucemia Granulocítica Crónica: Inducción en adultos: El tratamiento habitualmente es iniciado inmediatamente después del diagnóstico. La dosis es 0,06 mg/kg/día, con una dosis inicial máxima diaria de 4 mg que puede administrarse en dosis única. El monitoreo sanguíneo debe ser realizado por lo menos semanalmente durante la fase de inducción. La dosis solamente puede ser aumentada, si la respuesta luego de tres semanas es inadecuada. La administración de MYLERAN® debe ser interrumpida cuando el recuento de glóbulos blancos haya descendido entre 20.000 - 25.000/mm3, o antes si el recuento de plaquetas es inferior a 100.000/mm3, en caso contrario, existe un riesgo considerable de provocar aplasia irreversible de médula ósea, ya que los recuentos pueden continuar descendiendo durante un tiempo después de interrumpido el tratamiento. Mantenimiento en adultos: A pesar de que puede controlarse el recuento de glóbulos blancos sin terapia adicional durante largos períodos posteriores a la terapia de inducción, la mayoría de los especialistas practican cierta forma de tratamiento de mantenimiento. La dosis generalmente es entre 0,5 - 2 mg/día, de acuerdo al paciente, pudiendo ser menor. El objetivo es mantener un recuento de glóbulos blancos de 10.000 - 15.000/mm3 y los recuentos sanguíneos deberán practicarse por lo menos cada cuatro semanas. Observación: Dosis menores podrán ser usadas si es administrado concomitantemente con otros agentes citotóxicos (Ver Reacciones Adversase Interacciones Medicamentosas). Policitemia Vera: La dosis usual es 4-6 mg/día, durante 4-6 semanas, con un cuidadoso monitoreo del recuento sanguíneo, particularmente de las plaquetas. Cuando se presenta recidiva pueden ser utilizados otros cursos de tratamiento, y alternativamente la terapia de mantenimiento, utilizando aproximadamente la mitad de la dosis de inducción. Mielofibrosis: La dosis usual inicial es 2 - 4 mg/día. Es necesario un control hematológico muy cuidadoso debido a la gran susceptibilidad de la médula ósea en esta condición. Trombocitemia esencial: La dosis usual inicial es 2 - 4 mg/día.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a los componentes del preparado y aquellos pacientes que presenten demostrada resistencia a busulfano.

Reacciones Adversas

La reacción adversa más común es la depresión de la médula ósea, particularmente trombocitopenia. Gastrointestinales: Tales como náuseas, vómitos y diarreas raras veces han sido referidos a dosis terapéuticas. Pueden disminuir con la administración en dosis divididas. Pulmonares: Fibrosis pulmonar intersticial difusa con disnea progresiva y tos persistente no productiva ha ocurrido raramente luego de tratamientos prolongados durante años. Una vez que la toxicidad pulmonar se ha establecido, el pronóstico es poco alentador independiente de la interrupción del tratamiento con busulfano y hay pocas evidencias que los corticoides puedan contribuir favorablemente. El inicio es habitualmente insidioso pero también puede ser agudo. La patología pulmonar puede complicarse con infecciones sobreagregadas. También han sido informadas osificación pulmonar y calcificación distrófica. El posible que la radioterapia subsecuente pueda aumentar la injuria pulmonar subclínica causada por MYLERAN®. Otros agentes citotóxicos pueden causar toxicidad pulmonar aditiva. Dermatológicos: La hiperpigmentación es la reacción cutánea más común y aparece en 5 - 10% de los pacientes, particularmente aquellos de tez oscura. En algunos casos, posterior a una terapia prolongada con busulfano, se desarrolló un síndrome clínico semejante a insuficiencia suprarrenal y caracterizado por debilidad, fatiga severa, anorexia, pérdida de peso, náuseas y vómitos e hiperpigmentación de la piel, sin evidencia bioquímica de insuficiencia adrenal. El síndrome se ha resuelto, algunas veces, cuando se suspende el busulfano. Otras raras reacciones de la piel incluyen: urticaria, eritema multiforme, eritema nudoso, alopecia, porfiria cutánea tardía, rash y excesiva sequedad y fragilidad de la piel con anhidrosis completa, sequedad de las membranas de la mucosa oral y queilosis. Un aumento en el efecto de la radiación en la piel ha sido observado en pacientes que reciben radioterapia inmediatamente después de altas dosis de busulfano. Hepáticos: Ictericia colestática y alteraciones de la función hepática. La combinación con tioguanina se asocia con una importante hepatotoxicidad (Ver Interacciones Medicamentosas). Han sido observados después de altas dosis de busulfano hiperbilirrubinemia, ictericia, enfermedad veno-oclusiva hepática y fibrosis sinusal centro lobular con atrofia y necrosis hepatocelular. Oftálmico: Cambio de lentes y cataratas que pueden ser bilaterales. Adelgazamiento de córnea ha sido informado después del transplante de médula ósea precedido del tratamiento con altas dosis de busulfano. Otros: Convulsiones en adultos que recibían altas dosis. Ginecomastia, como también miastenia gravis y cistitis hemorrágica. Muchos cambios histológicos y citológicos han sido observados en pacientes tratados con busulfano, incluyendo displasia epitelial difusa afectando el epitelio cervical uterino, bronquial y otros. La mayoría de los informes se relaciona con el tratamiento a largo plazo, pero las anormalidades epiteliales transitorias fueron observadas en tratamientos a corto plazo utilizando altas dosis.

Precauciones

MYLERAN® ES UN AGENTE CITOTÓXICO ACTIVO QUE DEBE SER EMPLEADO ÚNICAMENTE BAJO LA SUPERVISIÓN DE ESPECIALISTAS EN LA ADMINISTRACIÓN DE DICHOS AGENTES. El manejo de MYLERAN® deberá ser orientado de acuerdo a las recomendaciones sobre drogas citotóxicas. Si los comprimidos están intactos no hay riesgo en su manipulación, los mismos no deben ser divididos. Su destrucción deberá realizarse de acuerdo con las disposiciones sobre drogas citotóxicas. Monitoreo: Debe prestarse mucha atención al control de los recuentos sanguíneos para evitar la posibilidad de mielosupresión excesiva y el riesgo de aplasia irreversible de médula ósea. MYLERAN® deberá ser discontinuado si se desarrolla toxicidad pulmonar (Ver Reacciones adversas). MYLERAN® no debe ser administrado concomitantemente o inmediatamente después de haber recibido radioterapia. Si es requerida anestesia en pacientes con posible toxicidad pulmonar, la concentración inspirada de oxígeno deberá ser mantenida tan baja como sea posible y cuidados respiratorios especiales deberán realizarse durante el postoperatorio. La hiperuricemia y/o hiperuricosuria son frecuentes en pacientes con leucemia granulocítica crónica y deberán ser corregidas antes de comenzar la terapia con MYLERAN®. Durante el tratamiento, debe prevenirse por una profilaxis adecuada, incluyendo hidratación y uso de allopurinol, la hiperuricemia y el riesgo de nefropatía por ácido úrico. Una consideración especial deberá llevarse a cabo, en el tratamiento de policitemia vera y trombocitemia esencial en vista del potencial carcinogénico de MYLERAN®. El uso de esta droga en esas indicaciones deberá ser evitado en pacientes jóvenes o asintomáticos. Si se considera necesario el tratamiento con este fármaco, deberán realizarse cursos tan cortos como sean posibles.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play