INTRAFER®

3250 | Laboratorio ASTRAZENECA

Descripción

Principio Activo: hierro dextrano,
Acción Terapéutica: Antianémicos

Composición

Cada ampolla de 2 ml contiene: Hidróxido férrico (III) dextran. (Equivalente a 100 mg de hierro (III)) 625 mg. Excipientes: Hidróxido de sodio o Ácido clorhídrico; Agua para inyectables c.s.p. 2 ml.

Presentación

Envases conteniendo 1 y 25 ampollas de vidrio de 2ml (este último de uso exclusivo hospitalario).

Indicaciones

INTRAFER® se indica para el tratamiento de pacientes con deficiencia de hierro documentada en quienes la administración oral es insatisfactoria o imposible.

Dosificación

Debe discontinuarse el hierro oral antes de administrar INTRAFER®. I. Anemia por deficiencia de hierro: Las determinaciones hematológicas periódicas (hemoglobina y hematocrito) es una técnica simple y exacta para el control de la respuesta hematológica y debe utilizarse como guía para el tratamiento. Se debe tener en cuenta que la normalización de los depósitos de hierro puede ser más lenta que la aparición de una morfología sanguínea normal. El hierro sérico, la capacidad total de fijación de hierro (TIBC) y el porcentaje de saturación de la transferrina son otras pruebas importantes para detectar y controlar el estado de deficiencia de hierro. Después de la administración de complejo de hierro dextran se pueden observar evidencias de la respuesta terapéutica en pocos días como incremento del recuento de reticulocitos. Aunque la ferritina sérica generalmente es una buena guía de los depósitos corporales de hierro, la correlación con éstos puede no ser válida en pacientes que se encuentran en diálisis renal crónica que además reciben complejos de hierro dextran. Aunque existen variaciones significativas en la complexión física y la distribución del peso entre hombres y mujeres, la tabla y las fórmulas que se presentan a continuación son un medio conveniente para calcular el hierro total requerido. Este requerimiento de hierro refleja la cantidad de hierro necesario para restaurar la concentración de hemoglobina a niveles normales o casi normales más una cantidad adicional para brindar una reposición adecuada de los depósitos de hierro en la mayoría de los individuos con disminuciones moderadas o severas de la hemoglobina. Se debe recordar que la anemia por deficiencia de hierro no se manifestará hasta que esencialmente todos los depósitos de hierro se hayan agotado. Por lo tanto, el tratamiento no sólo debe estar dirigido a la reposición de la hemoglobina sino también a los depósitos de hierro. A continuación se presentan los factores que contribuyen a la fórmula.


a) Volumen sanguíneo es de 65 ml/kg de peso corporal. b) La Hemoglobina normal (hombres y mujeres): Más de 15 kg:14,8 g/dl - 15 kg o menos:12,0 g/dl. c) La hemoglobina contiene 0,34% de hierro. d) Déficit de hemoglobina. e) Peso. Sobre la base de los factores mencionados, los individuos con niveles normales de hemoglobina tendrán aproximadamente 33 mg de hierro sanguíneo por kilogramo de peso corporal. Nota: la tabla y las fórmulas acompañantes son aplicables para determinaciones de la dosificación únicamente en pacientes con anemia por deficiencia de hierro; no deben utilizarse para determinaciones de dosis en pacientes que requieren reposición de hierro por pérdida de sangre.


La cantidad total de INTRAFER® en ml requerida para el tratamiento de la anemia y la reposición de los depósitos de hierro se puede calcular en forma aproximada del siguiente modo: Adultos y niños de más de 15 kg: Véase la Tabla de Dosificación. Alternativamente la dosis total puede calcularse como: Dosis (ml) = 0,0442 (Hb Deseada - Hb Observada) x PCM + (0,26 x PCM). Sobre la base de: Hb deseada = Hb objetivo en g/dl. PCM = Peso corporal magro en kg. Se debe utilizar el peso corporal magro de un paciente (o peso corporal real si fuera menor que el peso corporal magro) para determinar la dosificación. Para hombres: PCM = 50 kg + 0,90 kg por cada centímetro de altura del paciente que supere los 152,4 centímetros. Para mujeres: PCM = 45,5 kg + 0,90 por cada centímetro de altura de la paciente que supere los 152,4 centímetros. Niños de 5 - 15 kg: Véase la Tabla de Dosificación. INTRAFER® normalmente no debe administrarse en los primeros cuatro meses de vida. Alternativamente la dosis total puede calcularse como: Dosis (ml) = 0,0442 (Hb Deseada - Hb Observada) x Peso (kg) + (0,26 x Peso). Sobre la base de: Hb Deseada = Hb objetivo en g/dl. (La Hb normal para niños de 15 kg o menos es 12 g/dl). II. Reposición de hierro por pérdida de sangre: Algunos individuos experimentan pérdidas de sangre de forma intermitente o repetitiva. Tales pérdidas de sangre pueden producirse periódicamente en pacientes con diátesis hemorrágicas (telangiectasia familiar; hemofilia; sangrado gastrointestinal) y en forma repetitiva por procedimientos tales como hemodiálisis renal. El tratamiento con hierro en estos pacientes debe estar dirigido a la reposición de cantidades equivalentes de hierro representadas por la pérdida de sangre. La tabla y la fórmula que se describe en I. Anemia por deficiencia de hierro no son aplicables a los valores para reposición simple del hierro. Las estimaciones de la pérdida periódica de sangre del individuo y del hematocrito durante el episodio de sangrado constituyen un método conveniente para el cálculo de la dosis de hierro requerida. La fórmula que se presenta a continuación se basa en la aproximación que establece que 1 ml de eritrocitos normocíticos, normocrómicos contiene 1 mg de hierro elemental: Reposición de hierro (en mg) = Pérdida de sangre (en ml) x hematocrito. Ejemplo: Pérdida de sangre de 500 ml con hematocrito de 20%. Reposición de hierro = 500 x 0,20 = 100 mg. Dosis de INTRAFER® = 100 mg/50 = 2 ml. Administración:La cantidad total de INTRAFER® requerida para el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro o de la reposición de hierro por pérdida de sangre se determina a partir de la tabla o de la fórmula apropiada (Véase Dosificación). 1. Inyección intravenosa - Antes de la primera dosis terapéutica de INTRAFER® por vía intravenosa se debe administrar una dosis de prueba intravenosa de 0,5 ml. se debe administrar la dosis de prueba gradualmente, en por lo menos 30 segundos. Aunque las reacciones anafilácticas que se producen después de la administración de INTRAFER® generalmente son evidentes en pocos minutos, se recomienda dejar transcurrir un lapso de una hora o más antes de administrar el resto de la dosis terapéutica inicial. Pueden administrarse dosis de 2 mL o menores diariamente hasta que la cantidad total calculada requerida haya sido alcanzada. INTRAFER® se debe administrar sin diluir, a una velocidad lenta gradual, sin exceder los 50 mg (1 ml) por minuto. 2. Inyección intramuscular - Antes de la primera dosis terapéutica de INTRAFER® por vía intramuscular se debe administrar una dosis de prueba intramuscular de 0,5 ml (Véase el Recuadro de advertencias y precauciones). La dosis de prueba debe administrarse en la nalga con la misma técnica que se describe en el último párrafo de esta sección. Aunque las reacciones anafilácticas que se producen después de la administración de INTRAFER® generalmente son evidentes en pocos minutos, se recomienda dejar transcurrir un lapso de una hora o más antes de administrar el resto de la dosis terapéutica inicial. Si no se observan reacciones adversas, INTRAFER® puede administrarse de acuerdo con el siguiente esquema hasta alcanzar la cantidad total calculada. Las dosis diarias habitualmente no deben exceder los 0,5 ml (25 mg de hierro) en lactantes de menos de 5 kg; 1,0 ml (50 mg de hierro) para niños de menos de 10 kg y 2,0 ml (100 mg de hierro) para otros pacientes. INTRAFER® sólo debe administrarse en la masa muscular del cuadrante superoexterno de la nalga - nunca en el brazo u otras áreas expuestas - e inyectarse profundamente con una aguja de 0.7mm y de no menos de 4cm ni más de 8cm de longitud. Si el paciente se encuentra de pie, debe apoyar el peso corporal en la pierna opuesta al sitio de inyección o, si se encuentra recostado, debe colocarse en decúbito lateral con el sitio de inyección hacia arriba. Para evitar la inyección o la filtración en el tejido subcutáneo se recomienda una técnica de trayecto en Z (desplazamiento lateral de la piel antes de la inyección). Nota: No se debe mezclar INTRAFER® con otros medicamentos ni agregarlo a soluciones de nutrición parenteral para infusión intravenosa. Los medicamentos parenterales deben inspeccionarse visualmente para identificar partículas y alteraciones de la coloración antes de su administración, siempre que la solución y el envase lo permitan.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad al producto. Todas las anemias no asociadas a la deficiencia de hierro.

Reacciones Adversas

Severas/Fatales:Se informaron reacciones anafilácticas con el uso de inyecciones de hierro dextran, en ocasiones, fatales. Estas reacciones, que con mayor frecuencia se producen en los primeros minutos consecutivos a la administración, en general se han caracterizado por comienzo súbito de dificultad respiratoria y/o colapso cardiovascular. Debido a que se han informado reacciones anafilácticas fatales después de la administración de inyecciones de hierro dextran, el medicamento sólo debe administrarse cuando se disponga fácilmente de técnicas de reanimación y tratamiento de anafilaxia y choque anafiláctico. (Ver Advertencias y Precauciones Especiales: Generales, relacionadas con la disponibilidad inmediata de epinefrina.) Cardiovasculares:dolor torácico, opresión en el pecho, shock, paro cardíaco, hipotensión, hipertensión, taquicardia, bradicardia, rubor, arritmias. (Pueden producirse rubor e hipotensión por la administración excesivamente rápida de inyecciones intravenosas). Dermatológicas:Urticaria, prurito, púrpura, erupción, cianosis. Gastrointestinales:Dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea. Hematológicas/linfáticas:Leucocitosis, linfadenopatía. Musculoesqueléticas/partes blandas: Artralgias, artritis (podrían representar una reactivación en pacientes con artritis reumatoidea inactiva - Ver Advertencias y Precauciones Especiales), mialgias; dolor de espalda; abscesos estériles, atrofia/fibrosis (en el sitio de inyección intramuscular); coloración parda de la piel y/o el tejido subyacente (tinción), dolor espontáneo o a la palpación en los sitios de inyecciones intramusculares; celulitis; tumefacción; inflamación; flebitis local en el sitio de inyección intravenosa o en su proximidad. Neurológicas:Convulsiones, síncope, cefaleas, debilidad, falta de respuesta, parestesias, episodios febriles, escalofríos, mareos, desorientación, entumecimiento, pérdida de conciencia. Respiratorias:Paro respiratorio, disnea, broncoespasmo, sibilancias. Urológicas:Hematuria. Reacciones tardías: Artralgias, dolor de espalda, escalofríos, mareos, fiebre, malestar, mialgias, náuseas, vómitos (Ver Advertencias y Precauciones Especiales). Varias:Episodios febriles, sudoración, temblor, escalofríos, malestar, alteración del sentido del gusto.

Precauciones

Generales:El tratamiento innecesario con hierro parenteral producirá almacenamiento excesivo de hierro, con el riesgo consiguiente de hemosiderosis exógena. Esta sobrecarga de hierro es particularmente probable en pacientes con hemoglobinopatías y otras anemias refractarias que se hubiesen diagnosticado erróneamente como anemias por deficiencia de hierro. INTRAFER® se debe utilizar con precaución en individuos con antecedentes de alergias significativas y/o asma. Se informaron anafilaxia y otras reacciones de hipersensibilidad después de dosis de prueba administradas sin complicaciones, así como después de dosis terapéuticas de hierro dextran. Por lo tanto, se debe administrar una dosis de prueba antes de la primera dosis terapéutica de INTRAFER® (véase Advertenciaa y Dosificación). Se debe disponer de inmediato de epinefrina en caso de reacciones de hipersensibilidad agudas. (dosis habitual en adultos: 0,5 ml de una solución 1:1000, por inyección subcutánea o intramuscular). Nota: Los pacientes que utilicen betabloqueantes podrían no responder de manera adecuada a la epinefrina. En estos casos podrían requerirse isoproterenol o agonistas beta similares. Los pacientes con artritis reumatoidea pueden experimentar una exacerbación aguda del dolor y la tumefacción articulares después de la administración de INTRAFER®. Los informes publicados de países diferentes a Estados Unidos (en particular Nueva Zelanda) han sugerido que el uso de hierro dextran por vía intramuscular en recién nacidos se ha asociado con mayor incidencia de sepsis por gramnegativos, en particular por E. coli. Información para pacientes:Se debe advertir a los pacientes sobre la posibilidad de reacciones adversas asociadas con el uso de INTRAFER®.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play