PANTOMICINA 200 E.S.PANTOMICINA 400 E.S.

2590 | Laboratorio BAGO

Descripción

Principio Activo: eritromicina,
Acción Terapéutica: Antibióticos

Composición

Pantomicina 200 E.S.: cada 100 ml de Suspensión Oral preparada contiene: Eritromicina (como Etilsuccinato de Eritromicina) 4 g. Excipientes: Citrato de Sodio; Silicato de Aluminio y Magnesio; Carboximetilcelulosa Sódica; Esencia de Cereza; Eritrosina; Azúcar c.s. 5 ml (1 cucharadita llena) = 200 mg de Eritromicina base. 2,5 ml (1/2 cucharadita) = 100 mg de Eritromicina base. Pantomicina 400 E.S.: cada 100 ml de Suspensión Oral preparada contiene: Eritromicina (como Etilsuccinato de Eritromicina) 8 g. Excipientes: Citrato de Sodio; Silicato de Aluminio y Magnesio; Carboximetilcelulosa Sódica; Esencia de Cereza; Eritrosina; Ácido Cítrico, Sacarina Sódica; Azúcar c.s. 5 ml (1 cucharadita llena) = 400 mg de Eritromicina base. 2,5 ml (1/2 cucharadita) = 200 mg de Eritromicina base.

Presentación

Pantomicina 200 E.S.: Envase conteniendo 1 frasco con Granulado para preparar 100 ml de Suspensión Oral y cucharita dosificadora graduada. Pantomicina 400 E.S.: Envase conteniendo 1 frasco con Granulado para preparar 60 ml de Suspensión Oral y cucharita dosificadora graduada.

Indicaciones

La suspensión de Etilsuccinato de Eritromicina está indicada para el tratamiento de las infecciones causadas por cepas susceptibles de los microorganismos mencionados en las siguientes enfermedades: Infecciones respiratorias altas de leve a moderada severidad causadas por Streptococcus pyogenes, Streptococcus pneumoniae o Haemophilus influenzae (cuando se utiliza concomitantemente con dosis adecuadas de sulfonamidas, ya que muchas cepas de H. influenzae no son sensibles a las concentraciones de Eritromicina comúnmente alcanzadas). Infecciones respiratorias bajas de leve a moderada severidad causadas por Streptococcus pneumoniae o Streptococcus pyogenes. Listeriosis debida a Listeria monocytogenes. Tos convulsa o tos ferina causada por Bordetella pertussis: la Eritromicina es efectiva para eliminar dicho germen de la nasofaringe de los individuos infectados, transformándolos en no infecciosos. Algunos estudios clínicos sugieren que la Eritromicina puede ser eficaz en la profilaxis de esta patología en personas susceptibles expuestas. Infecciones respiratorias debidas a Mycoplasma pneumoniae. Infecciones de piel y faneras de leve a moderada severidad causadas por Streptococcus pyogenes o Staphylococcus aureus (durante el tratamiento pueden aparecer estafilococos resistentes). Difteria: infecciones debidas a Corynebacterium diphteriae, asociada a la antitoxina para prevenir el estado de portadores y erradicar el organismo de los mismos. Eritrasma: en el tratamiento de infecciones debidas a Corynebacterium minutissimum. Amebiasis intestinal causada por Entamoeba histolytica (usar Eritromicinas orales solamente): la amebiasis extra-entérica requiere tratamiento con otros agentes. Enfermedad inflamatoria pelviana aguda causada por Neisseria gonorrhoeae: como droga alternativa en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria pelviana aguda causada por N. gonorrhoeae en mujeres con antecedentes de alergia a la penicilina. Antes del tratamiento de la gonorrea con Eritromicina, se deberá realizar un examen microscópico (mediante inmunofluorescencia o campo oscuro) para la detección de T. pallidum y luego pruebas serológicas mensuales durante un mínimo de 4 meses. Sífilis causada por Treponema pallidum: la Eritromicina es un tratamiento de elección alternativo para la sífilis primaria en pacientes alérgicos a la penicilina. Se deberá efectuar exámenes del líquido cefalorraquídeo antes del tratamiento y como parte del seguimiento post-tratamiento. La Eritromicina no debe utilizarse para el tratamiento de la sífilis en el embarazo porque no se sabe si puede curar al feto infectado. La Eritromicina está indicada para el tratamiento de las siguientes infecciones causadas por Chlamydia trachomatis: conjuntivitis neonatal, neumonía de la infancia e infecciones genitourinarias durante el embarazo (ver Embarazo). La Eritromicina está indicada para el tratamiento de infecciones uretrales, endocervicales o rectales no complicadas en adultos debidas a Chlamydia trachomatis, cuando las tetraciclinas están contraindicadas o no son toleradas. La Eritromicina está indicada para el tratamiento de la uretritis no gonocócica causada por Ureaplasma urealyticum, cuando las tetraciclinas están contraindicadas o no son toleradas. Enfermedad de los legionarios causada por Legionella pneumophila: si bien no se han realizado estudios clínicos controlados, los resultados in vitro y los limitados informes clínicos preliminares sugieren que la Eritromicina puede ser efectiva para el tratamiento de la Enfermedad de los legionarios. Prevención de los episodios iniciales de fiebre reumática: la penicilina está considerada como el agente de elección en la prevención de los primeros episodios de fiebre reumática (tratamiento de las infecciones estreptocócicas beta-hemolíticas del Grupo A de las vías respiratorias superiores, por ejemplo, amigdalitis o faringitis). La Eritromicina está indicada para el tratamiento en pacientes alérgicos a la penicilina. La dosis terapéutica debe administrarse durante 10 días. Prevención de episodios recurrentes de fiebre reumática: la penicilina o las sulfonamidas están consideradas como las drogas de elección en la prevención de los episodios recurrentes de fiebre reumática. En pacientes alérgicos a la penicilina y a las sulfonamidas, se recomienda la Eritromicina por vía oral en la profilaxis a largo plazo de la faringitis estreptocócica (para prevenir las recidivas de la fiebre reumática). Prevención de la endocarditis bacteriana: aunque no se han llevado a cabo estudios controlados de eficacia clínica, se ha recomendado la administración de Eritromicina oral para la prevención de la endocarditis bacteriana en pacientes alérgicos a la penicilina con válvulas cardíacas protésicas, la mayoría de las cardiopatías congénitas, shunts quirúrgicos sistémicos-pulmonares, valvulopatía reumática u otras adquiridas, estenosis subaórtica hipertrófica idiopática, antecedentes de endocarditis bacteriana o prolapso de válvula mitral con insuficiencia que deben ser sometidos a procedimientos odontológicos o intervenciones quirúrgicas de las vías respiratorias superiores.

Dosificación

Pantomicina 200 E.S. y Pantomicina 400 E.S. pueden ser administradas independientemente de las comidas y aunque su uso es principalmente pediátrico, pueden ser utilizadas en adultos. Niños:La edad, el peso y la severidad de la infección son factores importantes para determinar la dosis apropiada. En infecciones leves a moderadas, la dosis usual para niños es de 30 a 50 mg/kg/día, dividida en dosis iguales cada 6 horas. Para infecciones más severas, esta dosis podrá duplicarse. Si se deseara una dosificación de dos tomas al día, se podrá administrar la mitad de la dosis diaria total cada 12 horas. También podrá administrarse 3 veces al día tomando 1/3 de la dosis diaria total cada 8 horas. Para infecciones leves a moderadas se sugiere el siguiente esquema posológico: Pantomicina 200 E.S. 5 ml (1 cucharadita llena) = 200 mg de Eritromicina base. 2,5 ml (1/2 cucharadita) = 100 mg de Eritromicina base. Pantomicina 400 E.S. 5 ml (1 cucharadita llena) = 400 mg de Eritromicina base. 2,5 ml (1/2 cucharadita) = 200 mg de Eritromicina base.


Adultos:La dosis usual es de 400 mg cada 6 horas, que puede ser aumentada hasta 4 g por día, de acuerdo con la severidad de la infección. Si se deseara una dosificación de dos tomas al día, se podrá administrar la mitad de la dosis diaria total cada 12 horas. También podrá administrarse 3 veces al día tomando 1/3 de la dosis diaria total cada 8 horas. Infecciones estreptocócicas:la dosis terapéutica debe administrarse durante por lo menos 10 días. Para la profilaxis continua de las recurrencias de las infecciones estreptocócicas en personas con antecedentes de cardiopatía reumática, la dosis usual es de 400 mg dos veces por día. Profilaxis de la endocarditis bacteriana en pacientes con cardiopatías congénitas, valvulopatías reumáticas u otras adquiridas cuando se llevan a cabo procedimientos odontológicos o intervenciones quirúrgicas de las vías respiratorias superiores: Administrar 800 mg (20 mg/kg/día en niños) por vía oral 2 horas antes de la intervención y luego 400 mg (10 mg/kg/día en niños) cada 6 horas después de la dosis inicial. Uretritis debida a Chlamydia trachomatis o Ureaplasma urealyticum: 800 mg tres veces por día durante 7 días. Sífilis primaria: Adultos: 48 a 64 g en dosis divididas durante 10 a 15 días. Amebiasis intestinal: Adultos: 400 mg cuatro veces por día durante 10 a 14 días. Niños: 30-50 mg/kg/día en dosis divididas durante 10 a 14 días. Infecciones por B. pertussis: si bien la posología y la duración óptimas del tratamiento no han sido establecidas, las dosis de Eritromicina utilizadas en los estudios clínicos fueron de 40 a 50 mg/kg/día en dosis divididas durante 5 a 14 días. Enfermedad de los legionarios: aunque las dosis óptimas no han sido establecidas, los informes clínicos mencionan 1,6 a 4 g diarios en dosis divididas. Modo de administración: Preparación de la suspensión: agregar agua hasta la marca indicada por la flecha en la etiqueta y agitar enérgicamente. Volver a agregar agua hasta llegar nuevamente al nivel indicado por la flecha y agitar enérgicamente hasta obtener una suspensión homogénea. Agitar bien el frasco antes de cada uso y mantener bien cerrado. La suspensión preparada tiene un período de validez de 14 días mantenida en heladera o de 7 días mantenida a temperatura ambiente. No es necesario guardarla en heladera mientras no se prepare la suspensión.

Contraindicaciones

La Eritromicina está contraindicada en pacientes con conocida hipersensibilidad a la misma. También está contraindicada en pacientes que reciban terfenadina, astemizol, cisaprida, pimozida y ergotamina o dihidroergotamina (ver Precauciones - Interacciones).

Reacciones Adversas

Los efectos colaterales más frecuentes de la Eritromicina administrada por vía oral son gastrointestinales y están relacionados con la dosificación. Estos incluyen náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y anorexia. Pueden presentarse síntomas de hepatitis, disfunción hepática y/o resultados anormales en las pruebas de función hepática (ver Advertencias). El comienzo de los síntomas de la colitis pseudomembranosa, puede ocurrir durante o después del tratamiento antibiótico (ver Advertencias). Existen informes aislados de efectos adversos transitorios sobre el sistema nervioso central, tales como confusión, alucinaciones, convulsiones, vértigo y tinnitus; sin embargo no se ha establecido una relación causa / efecto. Como con otros macrólidos, con el empleo de Eritromicina se han informado raros casos de prolongación de intervalo QT, taquicardia ventricular y torsade de pointes. Se han manifestado reacciones alérgicas desde urticaria y erupciones leves de piel hasta anafilaxia. Raramente se ha informado de reacciones cutáneas desde erupciones leves hasta eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica. Se han informado casos poco frecuentes de pancreatitis y convulsiones. Hubo casos aislados de pérdida reversible de la audición principalmente en pacientes con insuficiencia renal y en pacientes que recibían altas dosis de Eritromicina. Ha habido informes de nefritis intersticial coincidentes con el uso de Eritromicina.

Precauciones

Generales:La Eritromicina se excreta principalmente por el hígado; por lo tanto, deberá tenerse precaución cuando se administre a pacientes con disfunción hepática (ver Farmacología y Advertencias). El uso prolongado o reiterado de Eritromicina puede llevar a una proliferación excesiva de bacterias u hongos no susceptibles. Si se produjera superinfección, se deberá suspender la administración de Eritromicina e instituir la terapéutica apropiada. Cuando estuvieran indicados incisión y drenaje u otras intervenciones quirúrgicas, las mismas deberán realizarse junto con el tratamiento antibiótico. Se ha informado que la Eritromicina puede agravar la debilidad de pacientes con miastenia gravis. Ha habido informes de estenosis hipertrófica pilórica (EHP) infantil que ocurrió en lactantes luego de la terapéutica con Eritromicina. En una población de 157 recién nacidos a quienes se les administró Eritromicina para la profilaxis del B. pertussis, siete recién nacidos (5%) desarrollaron síntomas de vómitos no biliosos o irritabilidad con la alimentación y fueron diagnosticados como EHP y requirieron piloromiotomía quirúrgica. Dado que la Eritromicina puede ser utilizada para el tratamiento de condiciones en lactantes los cuales están asociados con una significativa morbilidad o mortalidad (tales como Pertussis o Chlamydia), el beneficio de la terapéutica con Eritromicina debe ser evaluado contra el riesgo potencial de desarrollar EHP. Los padres deberán ser informados de contactar a su médico si ocurrieran vómitos o irritabilidad con la alimentación. Pruebas de laboratorio:La Eritromicina interfiere con la determinación fluorométrica de las catecolaminas urinarias. Embarazo: Embarazo categoría B: no se han llevado a cabo estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Sin embargo, se han reportado malformaciones cardiovasculares en estudios observacionales durante la primera etapa del embarazo después de la exposición a productos medicinales que contenían Eritromicina. Se ha informado que la Eritromicina cruza la barrera placentaria, pero los niveles plasmáticos fetales son generalmente bajos. La Eritromicina podrá ser utilizada durante el embarazo solamente en casos de estricta necesidad. Parto:No se conoce el efecto de la Eritromicina en el parto hasta este momento. Lactancia:La Eritromicina se excreta en la leche materna, por lo tanto, deberá tenerse precaución al administrarla durante este período. Interacciones medicamentosas:La Eritromicina, en pacientes que reciben altas dosis de teofilina, puede aumentar los niveles séricos de esta última, con el consiguiente riesgo de toxicidad. En caso de toxicidad por teofilina y/o niveles séricos elevados, deberá reducirse la dosis de teofilina mientras el paciente esté recibiendo Eritromicina. Los informes publicados sugieren que cuando se administra Eritromicina por vía oral concomitantemente con teofilina se produce una disminución significativa de los niveles séricos de la Eritromicina. Esta disminución podría llevar a concentraciones subterapéuticas de Eritromicina. La administración concomitante de Eritromicina y digoxina provoca una elevación en las concentraciones séricas de la digoxina. Con el uso simultáneo de Eritromicina y anticoagulantes orales se ha observado un aumento de los efectos de estos últimos. Los efectos aumentados de la anticoagulación debido a la interacción de la Eritromicina con varios anticoagulantes orales puede ser más pronunciada en los ancianos. Triazolobenzodiazepinas (tales como triazolam y alprazolam) y benzodiazepinas relacionadas: Se ha informado que la Eritromicina disminuye el clearance del triazolam y del midazolam y así puede llegar a incrementar los efectos farmacológicos de estas benzodiazepinas. El empleo de Eritromicina en pacientes que reciben concomitantemente drogas metabolizadas por el sistema del citocromo P450 puede estar asociado con elevaciones en los niveles séricos de dichas drogas. Se ha informado de interacciones de Eritromicina con carbamazepina, ciclosporina, hexobarbital, fenitoína, alfentanilo, disopiramida, bromocriptina, valproato, tacrolimus, cisaprida, lovastatina, quinidina, metilprednisolona, cilostazol, vinblastina, sildenafil, terfenadina, astemizol y rifabutina; en pacientes que reciben Eritromicina concomitantemente, se deberá controlar estrechamente las concentraciones séricas de las drogas metabolizadas por el sistema del citocromo P450. Inhibidores de la reductasa del HMG-CoA: Se ha informado que la Eritromicina aumenta las concentraciones de los inhibidores de la reductasa del HMG-CoA (por ejemplo: lovastatina y simvastatina). Se ha informado de casos poco frecuentes de rabdomiolisis en pacientes que recibían estas drogas en forma concomitante. Ha habido informes post-marketing de toxicidad a la colchicina con el uso concomitante de Eritromicina y colchicina. La Eritromicina altera significativamente el metabolismo de la terfenadina y astemizol cuando se utilizan en forma concomitante. Raramente se han observado efectos adversos cardiovasculares serios incluyendo prolongación del intervalo QT, paro cardíaco, torsade de pointes y otras arritmias ventriculares (ver Contraindicaciones y Reacciones adversas). Además se han informado raramente muertes con la administración concomitante de terfenadina y Eritromicina. La Eritromicina altera significativamente el metabolismo del astemizol cuando se administran simultáneamente. Raramente se han observado efectos adversos cardiovasculares serios incluyendo paro cardíaco, torsade de pointes y otras arritmias ventriculares (ver Contraindicaciones y Reacciones adversas). En aquellos pacientes que reciben concomitantemente Eritromicina con simvastatina se ha informado elevaciones de las concentraciones de simvastatina y de simvastatina ácido. Ha habido informes post-marketing de interacciones medicamentosas cuando la Eritromicina es coadministrada con cisaprida, provocando arritmias cardíacas y prolongación del intervalo QT, incluyendo taquicardia ventricular, fibrilación ventricular y torsade de pointes, más probablemente debido a inhibición del metabolismo hepático de la cisaprida por la Eritromicina (ver Contraindicaciones). Efectos similares se han informado en pacientes que recibían pimozida y claritromicina, otro antibiótico macrólido. Informes post-marketing indican que la coadministración de Eritromicina con ergotamina o dihidroergotamina ha estado asociada con toxicidad ergotamínica aguda caracterizada por vasoespasmo e isquemia de las extremidades y de otros tejidos, incluido el sistema nervioso central (ver Contraindicaciones). Se ha informado que la Eritromicina disminuye el clearance de la zopiclona incrementando así el efecto farmacodinámico de esta droga.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2020.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play