DICARPEN®

4427 | Laboratorio FADA PHARMA

Descripción

Principio Activo: carvedilol,
Acción Terapéutica: Antianginosos

Composición

DICARPEN® 6,25 mg Cada comprimido contiene: Carvedilol 6,25 mg; Ludipress 57,6 mg; Avicel PH 101 29 mg; Dióxido de silicio coloidal 0,3 mg; Croscarmelosa sódica 4 mg; talco 1,75 mg; Óxido de hierro rojo 0,1 mg; Estearato de magnesio 1,0 mg. DICARPEN® 12,5mg Cada comprimido contiene: Carvedilol 12,5 mg; Ludipress 115,2 mg; Avicel PH 101 58 mg; Dióxido de silicio coloidal 0,6 mg; Croscarmelosa sódica 8 mg; Talco 3,5 mg; Óxido de hierro rojo 0,2 mg; Estearato de magnesio 2,0 mg. DICARPEN® 25 mg Cada comprimido contiene: Carvedilol 25 mg; Ludipress 230,4 mg; Avicel PH 101 116 mg; Dióxido de silicio coloidal 1,2 mg; Croscarmelosa sódica 16 mg; Talco 7 mg; Óxido de hierro rojo 0,4 mg; Estearato de magnesio 4,0 mg.

Presentación

DICARPEN® 6,25 mg: Envase con 30 comprimidos. DICARPEN® 12,5 mg: Envase con 30 comprimidos. DICARPEN® 25 mg: Envase con 30 comprimidos.

Indicaciones

Tratamiento de la hipertensión arterial esencial, como monoterapia o en asociación con agentes antihipertensivos, especialmente diuréticos tiazídicos. (Véase Interacciones medicamentosas). Tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva leve a moderada clase II-III/NYHA (New York Health Association) en conjunción con digitálicos, diuréticos e inhibidores de la ECA. Tratamiento de la cardiopatía isquémica.

Dosificación

Hipertensión arterial esencial: Adultos: La dosis recomendada para el inicio del tratamiento es de 12,5 mg/día durante los primeros dos días, aumentando luego a 25 mg/día en una única toma diaria. Esta dosis es la adecuada en la mayoría de los pacientes. No obstante, de ser necesario, las dosis pueden incrementarse posteriormente, a intervalos no menores de dos semanas, hasta un máximo de 50 mg/día administrados en una o dos tomas diarias. Insuficiencia cardíaca congestiva: La dosificación debe ser individualizada y estrictamente monitoreada por el médico durante la fase de ajuste. En aquellos pacientes que reciben digitálicos, diuréticos e inhibidores de la ECA, las dosis de éstos deben ser estabilizadas antes del inicio del tratamiento con carvedilol. La dosis recomendada para el inicio del tratamiento es de 3,125 mg dos veces al día durante dos semanas. Si esta dosis es bien tolerada (frecuencia cardíaca >50 lat/min, presión arterial sistólica >85 mmHg, ausencia de efectos adversos) la misma puede aumentarse, a intervalos no menores de dos semanas, a 6,25 mg dos veces por día, seguidos por 12,5 mg dos veces por día y posteriormente 25 mg dos veces por día. La dosis debe ser aumentada hasta el máximo nivel tolerado por el paciente. Se recomienda una dosis máxima de 25 mg dos veces por día en los pacientes con peso corporal menor de 85 kg y de 50 mg dos veces por día en aquellos que pesan más de 85 kg. Antes de cada aumento de dosis, el paciente debe ser examinado por el médico para verificar la ausencia de signos de descompensación. El agravamiento de la insuficiencia cardíaca o la retención hídrica deben ser tratados con un aumento de la dosis del diurético, pudiendo ocasionalmente ser necesario disminuir la dosis de carvedilol o interrumpir transitoriamente el tratamiento. En caso de discontinuarse el tratamiento durante más de dos semanas, se reiniciará la terapia nuevamente con 3,125 mg dos veces al día y se ajustará la dosis según posológicas indicadas precedentemente. Los síntomas de vasodilatación pueden ser corregidos inicialmente mediante la reducción de la dosis del diurético. Si los síntomas persisten puede recurrirse a la reducción de la dosis de inhibidor de la ECA, seguida de la disminución de la dosis de carvedilol o su discontinuación transitoria. En ese caso, la dosis de carvedilol no debe ser incrementada hasta tanto los síntomas de empeoramiento de la insuficiencia cardíaca o la vasodilatación no se hayan corregido. Tratamiento prolongado de la cardiopatía isquémica: La dosis inicial recomendada es de 12,5 mg dos veces al día durante los primeros días; aumentando luego a 25 mg dos veces al día. Si fuera necesario la dosis puede incrementarse posteriormente a intervalos no menores de dos semanas hasta alcanzar la dosis diaria máxima recomendada de 100 mg administrados en dos tomas diarias. En pacientes ancianos la dosis máxima recomendada es de 50 mg en dos tomas diarias.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a los componentes del producto. Insuficiencia cardíaca descompensada (clase IV NYHA) que requiera tratamiento inotrópico intravenoso. Antecedentes de enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Asma. Bloqueo AV de segundo y tercer grado. Bradicardia severa (menos de 45-50 lat/min). Shock cardiogénico. Enfermedad del nódulo sinusal. Hipotensión severa (PAS < 85 mm Hg). Insuficiencia hepática.

Reacciones Adversas

Los efectos adversos más frecuentes observados son los siguientes: SNC: Mareos. Cardiovasculares: Bradicardia, hipotensión y raramente síncope, edema, bloqueo AV, insuficiencia cardíaca descompensada durante el período de ajuste de dosis. Gastrointestinales: Náuseas, vómitos y diarrea. Hematológicos: Trombocitopenia. Metabólicos: Hiperglucemia, aumento de peso. Otros: Anormalidades de la visión, insuficiencia renal.

Precauciones

Función renal: Raramente se ha observado un deterioro reversible en la función renal durante el tratamiento con carvedilol en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva con presión arterial baja (presión sanguínea sistólica < 100 mm Hg), cardiopatía isquémica, enfermedades vasculares difusas y/o insuficiencia renal subyacente. En este caso se recomienda monitorear la función renal particularmente durante el período de ajuste y si la función renal empeora reducir la dosis o discontinuar el tratamiento con carvedilol. Feocromocitoma: En pacientes con feocromocitoma, deben usarse como primera alternativa terapéutica agentes alfa-bloqueantes. Aunque no existen experiencias, carvedilol por poseer actividad farmacológica alfa y beta-bloqueante puede ser usado en esta patología con precaución. Bradicardia: Si la frecuencia de las pulsaciones cae por debajo de 55 lat/min, es necesario reducir la dosis de carvedilol. Angor de Prinzmetal: Agentes beta-bloqueantes no selectivos pueden provocar dolor de pecho en pacientes con angina vasoespastica de Prinzmetal. Aunque la actividad alfa-bloqueante puede prevenir este síntoma, se recomienda administrar con precaución en estos pacientes. Embarazo y lactancia: El carvedilol puede ser usado durante el embarazo únicamente si se evaluara que el beneficio potencial para la madre justifique el riesgo fetal. En experimentos en animales, se ha observado que el carvedilol y/o sus metabolitos son excretados en la leche materna, por lo que no se recomienda su administración durante la lactancia. Uso pediátrico: La seguridad y eficacia en menores de 18 años no ha sido establecida. Uso geriátrico: no existe diferencia significativa en el efecto terapéutico o en la incidencia de efectos adversos entre los ancianos y los pacientes jóvenes. Psoriasis: En los pacientes con historia reconocida de psoriasis la administración de betabloqueantes, puede agravar los síntomas de esta afección o inducir erupciones cutáneas semejantes. En estos casos deberá evaluarse cuidadosamente la relación riesgo-beneficio. Reacciones alérgicas: Al igual que con otros betabloqueantes existe el riesgo de un aumento de sensibilidad frente a diferentes alérgenos o de la gravedad de las reacciones anafilácticas. Portadores de lentes de contacto: En caso de usar lentes de contacto debe recordarse la posibilidad de disminución de la secreción lacrimal. Broncoespasmo no alérgico: Los pacientes con enfermedades broncoespásticas no deberían en general recibir beta-bloqueantes. Sin embargo, carvedilol puede usarse con precaución en aquellos que no responden o no toleran otros agentes antihipertensivos. Se recomienda administrar la mínima dosis efectiva y reducir la dosis ante la menor evidencia de broncoespasmo.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play