CORBIS

1936 | Laboratorio ROEMMERS

Descripción

Principio Activo: bisoprolol,
Acción Terapéutica: Antianginosos

Composición

CORBIS 2,5: cada comprimido recubierto contiene: bisoprolol fumarato 2,5mg. CORBIS 5: cada comprimido recubierto contiene: bisoprolol fumarato 5mg. Excipientes: almidón de maíz pregelatinizado 17,5mg, povidona insoluble 7mg, ácido silícico coloidal 0,875mg, celulosa microcristalina 136,75mg, estearato de magnesio 0,875mg, hidroxipropilmetilcelulosa 4,35mg, dióxido de titanio 1,93mg, triacetina 0,62mg, óxido de hierro rojo 0,025mg, óxido de hierro amarillo 0,075mg. CORBIS 10: cada comprimido recubierto contiene: bisoprolol fumarato 10mg. Excipientes: almidón de maíz pregelatinizado 17,5mg, povidona insoluble 7mg, ácido silícico coloidal 0,875mg, celulosa microcristalina 131,75mg, estearato de magnesio 0,875mg, hidroxipropilmetilcelulosa 4,35mg, dióxido de titanio 2,03mg, triacetina 0,62mg.

Presentación

Env. con 30 comp. rec. de 2,5mg, 5mg y 10mg.

Indicaciones

Tratamiento de la hipertensión arterial. Prevención de las crisis de angina de pecho. Tratamiento de la insuficiencia cardíaca sintomática estable (clases II y III de la clasificación de la New York Heart Association [NYHA]) como terapia adjunta al tratamiento estándar con diuréticos, digoxina y vasodilatadores (inhibidores de la ECA).

Dosificación

Adultos: hipertensión arterial y angina de pecho:la dosis usual es de 10mg una vez al día. En algunos pacientes puede resultar suficiente una dosis de 5mg una vez al día. La dosis máxima recomendada es de 20mg al día. Insuficiencia cardíaca:la dosis debe ser adaptada a cada paciente en particular. Se recomienda iniciar el tratamiento con 1,25mg una vez al día y efectuar incrementos semanales de 1,25mg hasta lograr la dosis adecuada según la tolerancia y sin exceder los 10mg al día. Insuficiencia renal o hepática:en los pacientes con insuficiencia renal severa (clearance de creatinina < 20ml/minuto) o insuficiencia hepática severa, la dosis no debe exceder los 10mg de bisoprolol por día. No existen evidencias que demuestren la necesidad de alterar el régimen de dosis en los pacientes en diálisis. Ancianos:normalmente no se requiere ajuste de la dosis, pero en algunos pacientes puede ser suficiente una dosis de 5mg una vez la día.

Contraindicaciones

Como sucede con otros bloqueantes de los receptores adrenérgicos b1, CORBIS no debe emplearse en casos de insuficiencia cardíaca no tratada, shock cardiogénico, bloqueo sinusal, bloqueo auriculoventricular de segundo o tercer grado, bradicardia severa (frecuencia cardíaca menor de 50 latidos/minuto), hipotensión severa o asma severa.

Reacciones Adversas

CORBIS es usualmente bien tolerado. Las reacciones adversas informadas son generalmente atribuibles a su acción farmacológica e incluyen: lasitud, fatiga, mareos, cefalea leve, mialgia o artralgia, sudoración, empeoramiento de la claudicación intermitente o de la enfermedad de Raynaud, parestesia y frío en las extremidades, broncospasmo, tos y edema. Ocasionalmente pueden observarse reacciones gastrointestinales, como náuseas, vómitos o diarrea, disminución marcada de la presión arterial o de la frecuencia cardíaca, trastornos de la conducción AV, rash cutáneo o sequedad bucal u ocular y trastornos del sueño. Ocasionalmente se han observado aumentos de la TGO y la TGP, estos aumentos la mayoría de las veces fueron atribuidos a trastornos subyacentes o se resolvieron durante la continuación del tratamiento. Otros cambios de laboratorio incluyeron: pequeños aumentos de la uricemia, la creatininemia, la uremia, la potasemia, la glucemia y la fosfatemia y disminución de los leucocitos y las plaquetas. Estos cambios en general carecieron de importancia clínica y no motivaron la interrupción del tratamiento.

Precauciones

Aunque el bisoprolol es un bloqueante altamente selectivo de los receptores adrenérgicos b1, debe emplearse con precaución en los pacientes con enfermedad obstructiva crónica de las vías respiratorias o antecedentes familiares de asma bronquial. En algunos pacientes asmáticos puede producirse un aumento de la resistencia de las vías respiratorias, signo que indicará la necesidad de interrumpir el tratamiento. Normalmente, este broncospasmo responde a los broncodilatadores comunes como el salbutamol. Debido a la baja afinidad del bisoprolol por los receptores adrenérgicos b2, aparentemente carece de efecto hipoglucemiante. Sin embargo, CORBIS debe emplearse con precaución en pacientes diabéticos porque los síntomas de hipoglucemia (especialmente la taquicardia) pueden estar enmascarados. Embarazo:los estudios realizados en animales han demostrado que el bisoprolol carece de efectos teratogénicos, pero no se ha establecido su seguridad en el embarazo humano. El uso de betabloqueantes en la última fase del embarazo puede ocasionar bradicardia o hipotensión en el feto y en el recién nacido. Como sucede con otros betabloqueantes, CORBIS sólo debiera emplearse durante el embarazo si los beneficios para la madre superan a los riesgos posibles para la madre y el producto de la concepción. Lactancia:los estudios realizados en animales sugieren que la eliminación de bisoprolol en la leche no es significativa. Sin embargo, se recomienda administrarlo con precaución durante la lactancia. Uso pediátrico:no se ha demostrado la eficacia y seguridad del bisoprolol en niños, por lo tanto su uso no está recomendado. Interacciones medicamentosas:el bisoprolol puede potenciar los efectos de otros antihipertensivos administrados en forma simultánea. El tratamiento simultáneo con reserpina, guanetidina, alfa-metildopa y clonidina puede causar una disminución exagerada de la actividad simpática y de la frecuencia cardíaca. En los tratamientos conjuntos con clonidina, si fuera necesario interrumpir la clonidina se recomienda discontinuar previamente CORBIS, con varios días de anticipación. El bisoprolol debe ser administrado con precaución a pacientes en tratamiento con drogas con acción depresora sobre el miocardio, inhibidores de la conducción AV como los antagonistas del calcio del tipo del verapamilo y el diltiazem o antiarrítmicos de la clase I como la disopiramida. Se recomienda no administrar antagonistas del calcio o antiarrítmicos por vía intravenosa durante el tratamiento con bisoprolol. El uso simultáneo de rifampicina puede reducir la vida media de eliminación del bisoprolol, aunque normalmente no se requiere un aumento de la dosis. Los estudios farmacocinéticos no han demostrado interacciones clínicamente significativas con otros medicamentos, incluyendo los diuréticos tiazídicos, la digoxina y la cimetidina. El bisoprolol no modificó el tiempo de protrombina en pacientes en tratamiento con warfarina. El bisoprolol puede potenciar los efectos de la insulina y los hipoglucemiantes orales. En caso de requerirse anestesia, debe informarse al anestesista que el paciente se encuentra en tratamiento con bisoprolol. En caso de cardiopatía isquémica severa debe evaluarse la conveniencia de continuar el tratamiento. Se recomienda precaución al administrar ciclopropano o tricloroetileno.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play