Irgasán

 

Acción Terapéutica

Antiséptico de uso externo.
Publicidad

Propiedades

La sustancia activa antimicrobiana irgasán DP 300 presenta, en formulaciones óptimas, una acción microbicida contra un sinnúmero de microorganismos y, gracias a su afinidad por el tejido epitelial superficial, ejerce sobre la piel, incluso entre un lavado de las manos y otro, una acción protectora inhibidora del crecimiento bacteriano. Los ensayos realizados con Escherichia coli indican que el irgasán DP 300 impide la asimilación de ciertas sustancias necesarias para el anabolismo de la bacteria y produce la destrucción de su membrana citoplasmática. Este mecanismo de acción no específico, así como su utilización durante varios años, no han dado lugar a la aparición de cepas bacterianas resistentes. Irgasán DP 300 tiene una acción poco dependiente del pH y es compatible con tensioactivos aniónicos, catiónicos y no iónicos a las concentraciones corrientemente empleadas.

Indicaciones

Antisepsia de manos en médicos, personal sanitario, personal de la industria de la alimentación, personas dedicadas a la cría de animales para consumo. De aplicación en la fabricación y empleo de cosméticos, artículos de tocador y productos farmacéuticos.

Precauciones y Advertencias

Irgasán DP 300 puede causar irritación dérmica cuando se utiliza en forma no diluida, mientras que las formas diluidas no ocasionan irritación alguna.
Publicidad

Interacciones de Irgasán

Información no disponible

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play